Un mes de investigación en Casamance

por | Mar 2, 2018 | Blog | 0 Comentarios

Acabo de llegar al ecuador de mi quinta visita a Casamance desde 2014: la tercera dedicada a la investigación. Ahí va un pequeño resumen de mis progresos.

Para quienes no lo sepáis, estoy realizando una investigación para mi tesis doctoral en historia africana que trata sobre los jefes de pueblo de la región de la Baja Casamance durante la época colonial. Dicho así no suena demasiado interesante, pero os aseguro que lo es. Desde que llegué el 27 de enero he hecho casi cuarenta entrevistas con ancianos y sabios en dieciséis pueblos distintos. Ni en mis previsiones más optimistas imaginaba lograr cifras tan elevadas. Pero este éxito no es solo mío. De hecho, no habría avanzado ni un ápice sin la ayuda y colaboración de una gran cantidad de amigos. Son ellos y ellas quienes me ayudan al llegar a un nuevo pueblo, quienes me llevan ante los ancianos. Si fuera yo solo por mi cuenta, los resultados serían mucho más pobres. A menudo me agradecen mi interés por su historia pero, en realidad, soy yo quien debe agradecerles toda la información que me regalan sin pedir nada a cambio.

Mientras hacía las entrevistas no pude evitar recordar una vez tras otra el artículo que escribí para la revista Windumanoth (número 2), titulado “África, el continente fantástico”. Todos los  pueblos tienen historias en las que la brujería, la magia y los eventos sobrenaturales ocupan un rol importante, decisivo. Incluso en un tema tan mundanal como el de los jefes de pueblo. No pasa un día sin que alguien me cuente una historia extraordinaria. Las atesoro todas en mi mente, donde van fraguándose a fuego lento nuevas historias para mis textos de ficción.

La investigación, por lo tanto, marcha viento en popa. Ahora encaro la penúltima fase: un par de semanas de historia oral. Luego, durante las dos últimas semanas de marzo, regresaré a Dakar para completar la investigación en los archivos.

Más allá de la investigación, durante este mes se han producido varios eventos que me gustaría destacar. El primero es la aparición de la maravillosa portada de ALIDA Y EL REINO DE ULUF, mi primera novela. Se trata de una aventura de fantasía juvenil en la que se mezclan historia y magia en un país ficticio llamado Bubayum, inspirado en la Baja Casamance. Su publicación está prevista para esta misma primavera, aunque todavía no se ha confirmado la fecha exacta. Podéis encontrar más información aquí.

 

 

A escala internacional, el estreno de Black Panther está produciendo un auténtico terremoto. Soy consciente de ello aunque todavía no he visto la película (espero verla a mi regreso a Barcelona). Creo que su repercusión puede abrir un nuevo camino hacía contenidos de ficción que miren a África desde una óptica diferente a la habitual, que está plagada de estereotipos. De momento, ya se ha anunciado que se está preparando una película sobre las Amazonas de Dahomey protagonizada por dos actrices espectaculares: Viola Davis y Lupita Nyong’o. [esta noticia ha sido agridulce: yo mismo estoy pensando en una novela sobre las amazonas, así que espero que nuestras historias no se solapen]

En mi país también se ha producido una noticia relevante en cuanto a la representación de África en el género fantástico. La editorial Crononauta ha publicado BINTI, de Nnedi Okorafor. Me estaba tirando de los pelos por no poder leer la novela cuando Crononauta llegó para rescatarme: tengo la versión digital y voy a empezar a leerla este fin de semana. Espero compartir mis impresiones por aquí o a través de mis redes sociales.

Respecto a mis proyectos literarios, en el apartado PROYECTOS, podéis encontrar información (muy poca) sobre las historias que estoy escribiendo actualmente. La investigación me ha cortado el ritmo y aquí me cuesta encontrar el tiempo o la motivación para dejar aparcada la investigación y ponerme a escribir. Sin embargo, he avanzado un poco en el PROYECTO WENDAY, al que he decidido darle una vuelta de tuerca que espero que mejore la trama. Os avanzo algo: es una historia juvenil mucho más sangrienta que ALIDA Y EL REINO DE ULUF, y contiene cuatro personajes con puntos de vista. Respecto al PROYECTO BALA, estoy trabajando en la documentación. Se trata de una novela, también juvenil, que se centrará en uno de los eventos más importantes de la historia africana. Llevo años dándole vueltas a esta idea y creo que el resultado puede ser prometedor. Si todo va bien, empezaré a escribir el primer borrador en el mes de mayo, o quizás junio, y espero tenerlo acabado relativamente pronto.

Por último, una noticia que me hace ilusión: se acaba de publicar el Audiolibro de BREVE HISTORIA DEL ÁFRICA SUBSAHARIANA. Son más de ocho horas y podéis conseguirlo aquí.

Eso es todo. ¡Os saludo desde Oussouye!

 

A %d blogueros les gusta esto: